Chebro  Gobierno de España  Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente  Confederación Hidrográfica del Ebro
Castellano   Inglés  

Usos recreativos

Estanca de Alcañiz
Estanca de Alcañiz

Dentro de las actividades recreativas o lúdicas relacionadas con el agua se consideran aprovechamientos como el golf, el esquí, los deportes de aventura, la navegación recreativa y la pesca. El uso del agua que hacen es diverso y también su consideración legal, unos como el golf y el esquí requieren concesión y son asimilables a otros usos privativos; otros son usos comunes especiales, como la navegación y están sujetos a declaración responsable; y están también los que requieren legislación específica, como la pesca, o los usos comunes como el baño. Además, existe un uso estético y paisajístico de la naturaleza, en la que los ecosistemas acuáticos tienen una especial relevancia.

El desarrollo de algunas de estas actividades, como la pesca, la navegación deportiva o el baño, está estrechamente ligado al cumplimiento de objetivos ambientales y depende de la existencia de escasas presiones y de un estado ecológico adecuado. Por otro lado, el fomento de las actividades recreativas y el turismo científico en torno al medio hídrico concita una gran demanda social. existe un uso estético y paisajístico de la naturaleza, en la que los ecosistemas acuáticos tienen una especial relevancia.
 
La presión sobre los ecosistemas hídricos es poco significativa en términos relativos (inferior a 300 hm3/año, con un retorno prácticamente total), aunque puede tener trascendencia local. No obstante, todas estas actividades de ocio estrechamente vinculadas con el agua tienen una significación económica importante.
 
Entre los usos consuntivos más significativos destacan los de innivación artificial, actividad implantada en la práctica totalidad de las estaciones de esquí alpino de la cuenca (2.572 cañones), y el riego de campos de golf.
 
  • Campos de golf: es un deporte que cuenta con 23 instalaciones que agrupan 387 hoyos (7% de los campos de España) y consumen cerca de 9 hm3 anuales.
  • Navegación recreativa: Existen en la cuenca más de 50 embalses calificados como aptos para la navegación, estimándose más de 1,7 millones de usuarios al año en todas las modalidades (piraguas, pedales, canoas, winsurf, motor), entre los que destacan por su afluencia Ullivarri-Gamboa (30%) y Ribarroja (17%). Es de gran importancia para la navegación la parte baja del río Ebro, concretamente el tramo comprendido entre el embalse de Ribarroja y la desembocadura y el propio Delta alcanzando sobre los 300.000 usuarios anuales.
  • Navegación de aventura: son actividades estacionales que se suelen iniciar en abril y terminan en octubre. Los descensos de aguas bravas se concentran en los afluentes pirenaicos de la cuenca, principalmente en los ríos Gállego, Ésera, Cinca, y su afluente Ara, y Noguera Pallaresa, y en menor medida en los ríos Aragón y Noguera Ribagorzana. La modalidad predominante de descenso en la cuenca es el rafting, elegido por uno de cada tres usuarios, y luego se sitúan otras como hidrospeed, kayak, canoa y piragua. Por otro lado, la modalidad conocida como barranquismo se reparte por la Sierra de Guara y el Pirineo. Se estima en unos 250.000 usuarios anuales de este tipo de navegación y 20.000 barranquistas que realizan estas actividades a través de empresas.
  • Pesca deportiva: está extendida por toda la Demarcación, tanto en cauces fluviales como en aguas embalsadas, aunque se concentra en los ríos pirenaicos y de la cabecera. La cuenca del Ebro cuenta con más de 300 cotos (sexta parte del conjunto de España) y una longitud de más de 2.300 km de ribera susceptibles de uso recreativo. Los cotos disponen de una capacidad potencial de 1 millón de usuarios anuales, aunque el número de usuarios reales en los últimos años puede cifrarse en 125.000.
  • Deportes de invierno: fuerte implantación en la Demarcación Hidrográfica del Ebro, con un total de 14 estaciones de esquí alpino (659 km) y 16 de esquí nórdico (363 km). Todas ellas están situadas en los Pirineos, salvo una en la Cordillera Cantábrica (Alto Campoo) y otra en el Sistema Ibérico (Valdezcaray), ambas de esquí alpino. La cifra promedio de esquiadores anuales es cercana a los 3 millones.
  • Termalismo: los balnearios o estaciones termales, muy numerososos en la cuenca, también tienen su base en el recurso hídrico, existiendo un total de 15 instalaciones.
  •  Espacios naturales: la cuenca es un destino preferente para el disfrute de espacios naturales, existiendo numerosos parajes donde el recurso hídrico es un aliciente adicional a las características del entorno natural, como en ciertas figuras protegidas y en otros puntos singulares (por ejemplo, el Monasterio de Piedra). Además, existen muchos camping y lugares de acampada en las cabeceras de la mayor parte de las cuencas de la margen izquierda y en algunas de la margen derecha. El conjunto de visitantes a los espacios que disponen de algún tipo de protección administrativa puede cifrarse en aproximadamente 2 millones anuales, destacando el Delta del Ebro (1 millón de visitantes), el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido (650.000 visitantes) y el Parque Nacional de Aigües Tortes y Lago Sant Maurici (300.000 visitantes).
 
  • Contacta con nosotros
  • Perfil del contratante
  • Embalses
  • Información pública
  • Navegación
  • Fondo fotográfico
HTML 1.01 Transitional Valido! CSS Valido! Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI